ciencias-sociales

Las Ciencias Sociales: Distinción

Con frecuencia escuchamos el término “ciencias sociales” sin saber a ciencia cierta a qué se refieren. Y para entender el concepto de ciencias sociales resulta necesario primeramente hacer una aproximación sobre lo que es la ciencia en general.

En efecto, la ciencia se refiere a un cúmulo de conocimientos obtenidos bien mediante la observación o el razonamiento, empleando medios que han sido sistemáticamente estructurados, por medio de los cuales puede lograrse la deducción de algunos principios y leyes que tienen carácter general, las cuales ostentan capacidad predictiva y pueden ser comprobables de manera experimental.

Ahora bien, específicamente en cuanto a las ciencias sociales, existe discusión en cuanto a su objeto de estudio; sin embargo, una de las definiciones que mayor acogida ha tenido en este sentido es la de la National Science Foundation, según la cual dichas ciencias son aquellas que ponen su énfasis en el hombre como ser social, aplicando para ello el método científico.

sociales

Por otro lado, Duverger, en su obra intitulada Métodos de las Ciencias Sociales, distingue entre dos categorías de ciencias sociales: Por un lado, la Geografía y la Demografía; y por el otro a las demás ciencias sociales (denominadas por el “sociologías particulares”), cuyo fin, según el mencionado autor, es abordar el estudio tanto de la estructura como el funcionamiento de los grupos e incluye dentro de ellas a ciertas disciplinas, señalando, no obstante, que tal lista tenía carácter enunciativo más no limitativo.

Sabio fue el mencionado autor al no establecer limitación alguna en cuanto a cuáles y cuantas serían las ciencias que, según su criterio, habrían de considerarse sociales, pues esa es una discusión que se mantiene vigente aún en nuestros tiempos. Empero, existe amplio consenso en cuanto a que actualmente pueden incluirse dentro de dichas ciencias sociales a las siguientes: Política, Sociología, Psicología, Antropología, Derecho, Economía y Geografía.

Fuentes:

Página web de la Real Academia EspañolaRecurso web. Artículo intitulado “Las Ciencias Sociales: concepto y clasificación” por los autores (GONZALEZ-MORO y CALDERO)

Blog sobre Estudios Sociales del Profesor Enrique Ramírez

intervencion-social

La ciencia de la Intervención Social

Independientemente de las diversas connotaciones que tiene la palabra “intervención”, se puede apreciar un patrón que indica que ésta resulta una acción directa hacia un campo no propio; entiéndase, cuando una persona o grupo de personas han de realizar una acción o acciones dentro de un campo que naturalmente no es el suyo.

Por otro lado, cuando unimos “intervención” y “social” obtenemos un término que indica acciones personales en otro campo humano, obteniendo como culminación final diversos resultados; como puede ser el caso de un país interviniendo en la política de otro, o el del un grupo de personas que comparten un mismo objetivo y buscan encontrar aceptación en la sociedad.

intervenir-en-sociedad

Ahora bien, a lo largo de la historia humana el concepto de Intervención Social ha incrementado en complejidad; sobre todo al considerar que cada carácter e interés democrático o autocrático que motiv dicha intervención ha de ser distinto el uno del otro en mínimamente un aspecto.

Es la realidad; y es por ello que podemos encontrar diversos rubros de clasificación que buscan encontrar patrones en dichos caracteres e intereses de manera que en situaciones históricamente cambiantes sea posible implementar las mismas estrategias.

Actualmente la intervención social procede de dos vías principales: aquella que ejercen instituciones estatales sobre la sociedad, y la originada desde la población o grupos étnicos. De cualquier manera, debemos tomar en cuenta que no todas las intervenciones pueden ser consideradas positivas; diversos hechos han probado posibles situaciones en las que la intervención social resulta en un perjuicio. Entre ellas cabe mencionar la reincidente intervención manipuladora en los años 60 y 70 del siglo pasado, donde los intereses hegemónicos eran predominantes.

En síntesis, se ha de comprender que la intervención social resulta un arma de doble filo; aunque es verdad que puede beneficiar a diversos grupos, también puede de ser utilizada en contra de estos al mantener intereses ocultos o estrategias erróneas. Y como toda ciencia, resulta una acción de prueba y error que continuamente debe ser cuestionada y ratificada.